Imagen del Lamborghini Centenario
Lamborghini

Lamborghini Centenario, una gran celebración para una gran historia

Coches

Los de Sant'Agata Bolognese dejan a un lado los nombres de astados para rendir tributo, con el Lamborghini Centenario, a su fundador Ferruccio Lamborghini. Solamente cuarenta unidades verán la luz y la exclusividad no sólo la encontramos en su producción.

Este mes de abril el fundador de la fábrica de automóviles de Sant'Agata Bolognese, Ferruccio Lamborghini, habría cumplido la rotunda edad de 100 años. Una fecha señalada para la firma y sus más fieles seguidores que se ha querido conmemorar como, seguramente, más le hubiese gustado al fabricante de tractores reconvertido al automovilismo deportivo: con un increíble coche. Concretamente, con el Lamborghini Centenario.

Dado a conocer el pasado primero de marzo en el Salón del Automóvil de Ginebra, el modelo es seguramente uno de los más especiales, exclusivos y extremos que la marca italiana ha firmado jamás. Tomando como base el popular Aventador, el coche monta un motor V12 de 770 caballos de potencia —la mayor jamás alcanzada por un Lambo— que le permite alcanzar los 100 kilómetros por hora desde parado en 2,8 segundos y los 300 en 22,5. Antes de alcanzar su velocidad máxima, los 350 kilómetros por hora.

Centenario, a nivel de diseño, se compone de una futurista carrocería fabricada en fibra de carbono de formas aerodinámicas, con un alerón trasero móvil a altas velocidades y numerosas entradas y salidas de aire. Estas, además de resultar sumamente vistosas y recordar a imborrables diseños clásicos, tienen como esencial fin asegurar la correcta refrigeración y el destacado comportamiento aerodinámico que presenta el vehículo. El peso total, que alcanza los 1.520 kilos, arroja de hecho una gran relación entre peso y potencia de solamente 1,97 kg por caballo.

El interior de este distintivo Lamborghini se realizará al gusto de los clientes que hayan podido adquirirlo a 1,75 millones de euros, impuestos aparte. Principalmente, podrán hacer uso en él del indispensable cuero para las banquetas y asientos, y fibra de carbono para techos, puertas y quizás salpicadero, con revestimientos de alcantara, por ejemplo. El coche, más allá de su motorización y decoración en el interior, disfrutará de la última tecnología a bordo con datos sobre telemetría, Apple CarPlay, pantalla táctil de 10,1 pulgadas, así como un muy cuidado sistema de navegación e infoentretenimiento.

Del Lamborghini Centenario solamente van a fabricarse una cuarentena de unidades, de las cuales no queda ninguna disponible, veinte con la carrocería de estilo coupé y veinte con la roadster. Un coche que es una más que notable excepción en el catálogo de vehículos de los de  Sant'Agata Bolognese.

Toni Castillo
Toni Castillo

La curiosidad a veces me pierde y la inquietud hace que me embarre. Pero sin la una y la otra no sería lo que soy. Me gusta lo sencillo, lo simple, tener respuestas y, si no las encuentro, sacar enseñanzas. Levantarse si se cae. Andar y no parar. Sin la tecnología no sería nadie, pero sin un pedazo de papel y un lápiz me encuentro perdido. De ciudad, pero de campo. De mar, pero de montaña. Hedonista de las pequeñas —y a veces grandes— cosas. Definirse no es sencillo, pero al menos lo he intentado.